Consecuencias para la vida practica

¿Nos beneficia si sabemos algo sobre el más allá y la vida después de la muerte? No, no podemos comprar nada directamente. Normalmente no podemos comunicarnos con el más allá y los seres vivos allí, no podemos mirar más allá de nuestra muerte. Vivimos en este lado del aquí y ahora con las condiciones y restricciones correspondientes. Pero hay muchos otros aspectos. Aquellos que personalmente tuvieron una experiencia cercana a la muerte fueron influenciados principalmente por ella. Han experimentado un amor y una seguridad que se extiende a las raíces más profundas del alma, lo que no podemos imaginar aquí en este mundo. Les ha dado animo y sentido en la vida.

Pero nosotros otras personas que no hemos tenido experiencias cercanas a la muerte también podemos obtener una parte de esta experiencia al tratar con las experiencias de otros y al leer sobre el amor que han experimentado. Kenneth Ring habla de un «virus benigno» que afecta a todos los que lo toman en serio y están abiertos a él (K. Ring „Lessons from the Light“).

Autoconfianza

Como seres sociales, la mayoría de las personas definen su autoconfianza a través del reconocimiento de otras personas, ya sean amigos, familiares o colegas. Si no se obtiene este reconocimiento, la confianza en sí mismo disminuirá automáticamente. La experiencia cercana a la muerte da lugar a un nuevo tipo de autoconfianza al ser amado incondicionalmente. Las personas son importantes porque todos estamos conectados, no porque tengan que apoyar nuestra autoconfianza. El hecho de que seamos un ser con un alma inmortal significa que valemos algo, que valemos muchísimo. Como esta alma es inmortal, nadie puede quitarnos este valor.

Sentido de la vida

En la perspectiva monista-materialista, muchos definen el significado de su vida a partir del éxito visible en la familia (número de hijos, casa propia), trabajo (carrera, posición social), en un pasatiempo (¿cuántas montañas has vencido, cuántos maratones corriste?) o en la vida privada (¿cuántos amigos tienes, cuántas personas aprecian tu compañía?). Porque en este punto de vista la vida ha terminado con el momento de la muerte. Para los romanos, era deseable alcanzar fama más allá de la muerte para ganar un poco de «vida eterna». Pero aquí hay un pequeño problema: ¡de nosotros 7 mil millones de personas, no todos pueden llegar a ser mundialmente famosos!

A la luz del más allá, sin embargo, cada ser humano tiene igualmente derecho a ser y es igualmente amado. Nuestra vida es una tarea dentro de una larga historia personal. Incluso una vida humilde y retraída puede simplemente tener el significado de transmitir su propio amor a unas pocas personas. Sabemos que nuestra vida continúa después de la muerte, no en el mismo mundo, no con el mismo cuerpo, no con los mismos órganos sensoriales, sino con la misma conciencia de sí mismo. Llevamos nuestros recuerdos y nuestro conocimiento con nosotros, pero sobre todo también la capacidad de amar, la empatía, la «competencia social», y los desarrollaremos aún más.

La convivencia de las diferentes religiones.

Cada religión tiene una enseñanza diferente y solo conoce una parte de la verdad. La experiencia cercana a la muerte nos enseña que muchas cosas en el más allá se ven muy diferentes de lo que se nos enseña en la tradición religiosa respectiva. Esto nos enseña apertura y tolerancia hacia otras religiones y opiniones.

Ninguna condena de los demás

Un elemento muy importante de la experiencia cercana a la muerte es la retrospectiva de la vida. Nadie es condenado, nadie es arrojado al infierno. Todos tienen la oportunidad de juzgarse a sí mismos desde una perspectiva superior y quizás también de asumir las consecuencias. Esto elimina la tendencia demasiado humana de condenar a otras personas por sus acciones o por su diferencia.

Responsabilidad por si mismo

Es un pensamiento importante para mí que en una retrospectiva de la vida veré todo cómo he afectado a otras personas. ¡Esto puede ser muy frustrante! Ya estamos tropezando con el menor mal pensamiento que hemos tenido y el menor efecto negativo que hemos producido en los demás. Aquí nadie tiene la oportunidad de engañarse a sí mismo. Esto da lugar a una gran responsabilidad por nosotros mismos, por lo que hacemos, por cómo actuamos.

(Traducción revisada el 18 de diciembre de 2019)

Deja una respuesta